REFLEXIÓN  

es ANTAKARANA

 
 

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo

(Click en cada título para desarrollar el tema)

 

Preliminar

Preliminar

La humanidad no sigue un derrotero azaroso o fortuito: existe un Plan. La humanidad determina la rapidez de su evolución y el cumplimiento de su destino de acuerdo al Plan.

El éxito del Plan depende de la inteligente colaboración de los hombres y mujeres de buena voluntad en todo el mundo. Las personas colaboradoras de buena voluntad forman parte del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, el cual trabaja para complementar el Plan.

Los dirigentes del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo son quienes inician y llevan a cabo las actividades que benefician a toda la humanidad. Se los conoce por sus cualidades inofensivas, constructivas e incluyentes. Proporcionan la visión y moldean la opinión pública.

Detrás de estos dirigentes y de los hombres colaboradores de buena voluntad están los Custodios del Plan, "el gobierno espiritual interno del planeta". Se los menciona como "La Sociedad de Mentes Iluminadas", pues son más evolucionados que nosotros. También se los denomina "Maestros de Sabiduría".

Actuando en los principales campos de la actividad humana en todos los países del mundo, el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo se desempeña en la humanidad como factor sintetizador, y sienta las bases para las correctas relaciones humanas y la ultérrima unidad mundial.

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo no es una organización. No hay sede, presidente, funcionarios, ni registro de los miembros. Tiene únicamente servidores de la humanidad en todos los países cuya tarea es descubrir y ayudar a los hombres y mujeres de buena voluntad.

Los Miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo

Todo hombre o mujer de cada país, que trabaja para eliminar las separaciones entre los pueblos, evocar el sentido de hermandad, fomentar el sentido de interrelación e interdependencia mutuas sin establecer barreras raciales, nacionales o religiosas, forma parte del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, aunque nunca haya oído nombrarlo.

Los que forman el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo son extraídos de todos los sectores de la empresa humana. Se los descubre entre los trabajadores creadores y los industriales, en los hogares comunes y en las filas de los obreros. Algunos científicos repudian violentamente todo lo que no pudo ser comprobado, sin embargo dedican su habilidad y conocimiento científico al servicio de la humanidad, cada uno en su campo científico elegido; existen grandes financistas que consideran el dinero como una responsabilidad que debe administrarse inteligentemente en bien de los demás; hay educadores que procuran formular inteligentemente el conocimiento y poseen una comprensión enciclopédica de la acumulada sabiduría de las edades, que tratan de utilizar a fin de adaptarla a la nueva generación para que viva bella, constructiva y creativamente, y también clérigos y líderes religiosos que poseen visión. En todos ellos se halla el espíritu de la luz y aman inteligentemente a sus semejantes.

Tales servidores del mundo son los hombres y mujeres que poseen una visión internacional, la cual en manera alguna impide que sean buenos ciudadanos del país que reclama su lealtad, ni milita contra su participación activa en el credo religioso de su preferencia y que demanda su servicio. Actúan hoy en todos los países del mundo. Ante todo se caracterizan por su habilidad para trabajar en líneas constructivas.

Dichos trabajadores ponen el énfasis sobre los puntos de contacto, no sobre los de discrepancias. No fomentan divisiones sectarias, trabajan para poner fin al odio racial y a las innumerables diferencias de clases. Llaman la atención sobre lo bueno y lo verdadero y enuncian los principios de la comprensión fraterna, buena voluntad mutua y la paternidad de Dios, sobre lo cual debe basarse toda verdadera hermandad. Ellos representan una actitud mental.

No atacan a persona, clase o sistema alguno, y bajo ninguna circunstancia acusan o critican a raza o nación determinada. Tratan de sentar las bases de la comprensión internacional, que traerá un mundo de paz, y señalan esa relación espiritual con Dios y con cada hombre, lo cual pondrá fin a nuestras diferencias religiosas.

El Trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo descubre y reúne a los hombres y mujeres de buena voluntad en todo el mundo, que demuestran interés por el bien de la humanidad y no mayormente por el bien de su ambiente circundante. El amplio interés por el bien de la humanidad no impedirá, sin embargo, que al mismo tiempo sean buenos ciudadanos del país que el destino les ha deparado. No son revolucionarios.

Los verdaderos servidores de todas partes pertenecen al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, sea cultural, política, científica, religiosa, filosófica, psicológica o económica su línea de servicio. Constituyen parte del grupo interno de trabajadores para la humanidad. Este nuevo grupo no controla ni debe controlar al servidor individual. Otorga fuerza y poder a toda empresa espiritual en la que está empeñado.

Este grupo da a la palabra "espiritual" una amplia significación; cree que significa el esfuerzo incluyente para el mejoramiento, elevación y comprensión humanos; le da la acepción de tolerancia, comunión internacional sintética, inclusividad religiosa y toda tendencia mental que concierne al desarrollo integrador del ser humano.

Este grupo no posee por consiguiente terminología ni biblia de tipo alguno, tampoco un credo ni formulación dogmática de la verdad. El móvil impulsor de todos y cada uno es el amor de Dios cuando se manifiesta como amor a nuestro semejante.

La función primordial del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo consiste en materializar las ideas que hasta ahora fueron sólo teorías. Deben sacar la teoría de la esfera del sentimentalismo, del idealismo y de la aspiración mística y presentarla al público como un factor concreto demostrado y destacar la expresión de la buena voluntad y el cumplimiento de la ley del amor y no acentuar la afiliación en alguna organización, con sus títulos y doctrinas.

Fuentes de Energía

El poder que oportunamente manejará el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, será extraído de dos fuentes: primero, de ese centro interno o gobierno subjetivo del mundo, cuyos miembros son responsables de la difusión de esos ideales e ideas que han llevado adelante a la humanidad de una época a otra. Siempre ha existido ese centro interno y los grandes guías de la raza, en todos los campos, se han vinculado con él. El alcance de estos miembros es enorme y las graduaciones de los trabajadores son numerosas, pero todos se han caracterizado por su sacrificado trabajo para mejorar el vivir humano y por el amor a sus semejantes. Estas grandes almas se destacan principalmente por el hecho de que no conocen limitaciones mentales y son tan incluyentes que para ellos no existen distinciones raciales ni diferencias religiosas.

La segunda fuente de donde extraerá su poder el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo está constituída por los hombres y mujeres de buena voluntad que existen en el mundo en cualquier momento dado. En el momento que sea podrán iniciar una actividad de tanto empuje mental y con una opinión pública tan impetuosa, que eventualmente estarán en posición de afectar definitivamente los asuntos mundiales.

Detrás de la humanidad, y por lo tanto, del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, están esos Seres Iluminados cuyo derecho y privilegio consiste en vigilar la evolución humana y guiar los destinos de los hombres. En Occidente los denominamos Cristo y Sus discípulos. Las teologías orientales los designan con muchos nombres. También son conocidos como los Agentes de Dios, o la Jerarquía de almas liberadas, que incesantemente tratan de ayudar y socorrer a la humanidad, haciéndolo mediante la implantación de ideas en las mentes de los pensadores del mundo, a fin de que esas ideas sean reconocidas a su debido tiempo y oportunamente lleguen a ser factores controladores de la vida humana.

Debido al constante impacto que hacen sobre la conciencia humana los grandes conceptos que están detrás de nuestro proceso evolutivo, la raza humana va desarrollando el poder de pensar, elegir y construir una sólida base para el vivir humano.

Dedicación

De acuerdo a la Ley, los miembros de la Jerarquía trabajan por intermedio de los discípulos que existen en todos los países y nunca se esforzaron tantas personas a fin de capacitarse para desempeñar el trabajo como "Trasmisores del Propósito"; tampoco hubo una integridad interna y relación subjetiva tan fuertes entre trabajadores de todos los sectores en todas partes del mundo. Por primera vez en la historia existe un grupo coherente para que lo utilicen los Maestros. Hasta ahora han habido solitarios y aislados trabajadores e insignificantes grupos separados, lo cual ha obstaculizado grandemente el trabajo. Esto ha cambiado.

Es necesario sustanciar esta integridad grupal y desarrollar el poder de reconocer a tales trabajadores en cualquier parte, bajo el nombre u organización que sea, y colaborar con ellos cuando se los reconoce, cosa nada fácil, pues presupone lo siguiente:

  1. Sensibilidad interna hacia el Plan.

  2. Habilidad de reconocer los principios que rigen la conducta y la administración.

  3. Capacidad para pasar por alto lo no esencial y acentuar lo esencial.

  4. Subordinar los intereses y ambiciones personales al desarrollo de los ideales grupales.
  5. Mantener firmemente el contacto interno por medio de la meditación y pasar por alto las reacciones de la personalidad, sin acentuarlas.

Estos son requisitos previos a los cuales los trabajadores y estudiantes de todos los grupos deberían prestarles detenida atención.

Sería de valor que cada estudiante se vinculara todos los días a las cinco de la tarde, mediante un acto de la voluntad, con este grupo de servidores, místicos y hermanos, que se van integrando rápidamente. Para este fin sería inteligente memorizar la siguiente breve dedicación que debe recitarse silenciosamente a esta hora, enfocando la atención en la cabeza:

Que el Poder de la Vida Una afluya a través
de todos los grupos de verdaderos servidores.

Que el Amor del Alma Una caracterice la vida
de todos los que tratan de ayudar a los Grandes Seres.

Que cumpla mi parte en el Trabajo Uno,
mediante el olvido de mí mismo,
la inofensividad y la correcta palabra.

Esto puede efectuarse en pocos segundos, dondequiera uno se encuentre y no importa con quien se halle; esto no sólo ayudará en el trabajo mágico de las fuerzas de la luz, sino que servirá para estabilizar al individuo, acrecentar su conciencia grupal y enseñarle el proceso de llevar adelante las actividades subjetivas internas, aunque actúe exotéricamente.

Buena Voluntad Mundial no creó ni es responsable del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. No pretende tener autoridad, ni ocupa un lugar en ese grupo, sino que trata de colaborar con otras personas para que dicho grupo sea más ampliamente conocido en todo el mundo, debido a la trascendental importancia de su trabajo.

Los Objetivos Inmediatos del Plan y el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo

La estructura del mundo surge de determinadas normas internas de pensamientos y se construye sobre éstas. Las mentes atentas de esta época, se están sensibilizando persistentemente para percibir tales normas, de manera que la mente individual pueda reconocerlas y arrancarlas de la oscuridad para llevarlas a la luz del día.

Así se llegará a disponer de las verdaderas normas, que harán su parte en la conducción de la raza hacia su destino, hacia las realizaciones más profundas que moldean los tipos raciales y hacia la síntesis de comprensión que traerá como resultado la realización de la Fraternidad.

Los objetivos inmediatos del Plan podrían enunciarse de la siguiente manera:

1. Elevar el nivel de la conciencia humana de manera que los hombres y mujeres que piensan inteligentemente puedan estar en contacto consciente con el mundo de las ideas y los reinos de la percepción intuitiva. El común de los hombres y mujeres será conducido definitivamente a desviar su atención del mundo de las emociones en el que han vivido hasta ahora y comenzarán a vivir más en sus naturalezas mentales y a pensar en forma clara e inteligente. Verán mejoradas y ordenadas, de tal manera sus condiciones de vida, que el presente estado de temor e intensa lucha de competencia por la existencia, será suplantado por una verdadera medida de estabilidad y seguridad. Una vida más sosegada permitirá al hombre desarrollar normalmente sus poderes mentales y espirituales.

2. Dilucidación de la situación internacional. Es necesario que todas y cada una de las naciones se den cuenta de dos cosas:

Primero, la importancia de ocuparse de sus propios asuntos y problemas internos, que son los de embellecer la vida nacional, fomentando el orden, la estabilidad y, por sobre todo, la libertad.

Segundo, la importancia primordial de que cada nación se de cuenta de su responsabilidad con respecto a las demás naciones y la de la interrelación de todos los factores de la vida en nuestro mundo. La comprensión de esto producirá un intercambio recíproco en el campo de la economía, en el que se basan prácticamente todas las diferencias y problemas del mundo.

3. La difusión de la idea grupal, con un consiguiente énfasis general sobre el bien grupal, la comprensión grupal, la interrelación grupal y la buena voluntad grupal. Estos son los ideales del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y tratan de revelar a la humanidad la verdadera síntesis interna subyacente, que conducirá hacia la buena voluntad mundial y que permitirá a un hombre de cualquier país identificarse con sus hermanos de otras partes del mundo.

Tal es a grandes rasgos la idea general de los objetivos del Plan y del designio de sus Custodios. Cada etapa del mismo constituye un campo de servicio activo, y todos los hombres de buena voluntad de todas partes y todos los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, encuentran su lugar en uno u otro de departamentos.

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es, en realidad, un grupo intermediario entre los Custodios del Plan, como expresión de la mente y propósito de Dios y el público inteligente. Constituyen el “trust de cerebros” del planeta, porque luchan en forma definida con el problema de la inquietud y la angustia existentes en los campos económico, político y religioso. A través de ellos debe realizarse el Plan; su poder se basa en la buena voluntad inteligente, con la correcta comprensión de la fraternidad y en la determinación de producir el bien del todo y no el bien de ciertos aspectos de la vida nacional o de ciertas naciones a expensas de otros sectores o naciones.

Los hombres y mujeres de todas partes que están trabajando por el acercamiento entre las personas, para evocar el sentimiento de fraternidad, fomentar el sentido de interrelación e interdependencia mutua, que no reconocen barraras raciales, nacionales o religiosas, son cada uno de ellos un miembro del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, aunque no lo haya oído nombrar antes.

Los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo son seleccionados en todos los campos de la iniciativa humana. Se los encuentra en los creadores, en los industriales, en el común de los hogares y en las filas obreras. Hay hombres de ciencia que rechazan todo lo que no ha sido comprobado, pero que están poniendo toda su capacidad y conocimiento científico al servicio de la humanidad, cada uno dentro de su propio campo científico; hay hombres de gran posición financiera que consideran que el dinero lleva en sí una responsabilidad tan grande que debe ser sabiamente puesta al servicio de los demás; hay educadores que procuran dar un inteligente sistema de conocimiento y una comprensión enciclopédica de la sabiduría reunida a través de las épocas y que tratan de utilizarla para capacitar a la generación joven a vivir bella, constructiva y creadoramente; hay eclesiásticos y dirigentes religiosos que no están limitados ni trabados por la forma; en todos ellos se halla el espíritu de la paz y todos aman a sus semejantes.

Los regímenes políticos del mundo necesitan ser orientados en bien de los demás; no ha sido nunca la intención divina que las naciones y razas se ajusten a alguna norma de ideología política o sean reducidas a una forma de gobierno general y uniforme. Las naciones difieren; las culturas y tradiciones son diferentes; pueden actuar adecuadamente bajo variados y distintos gobiernos; a pesar de esto pueden alcanzar una unidad de propósito basada en un deseo genuino de bienestar y progreso verdadero para todos los hombres de todas partes.

En todas las esferas del pensamiento y la actividad humana, el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo está desempeñando un papel prominente. Sus integrantes han tomado una posición sobre la divinidad esencial del hombre. Su programa está basado en la buena voluntad. Su exigencia unida consiste en que los hombres de buena voluntad deben mancomunarse en completa comprensión y constituir así un conjunto creciente de personas cuyo interés principal es el bienestar de la humanidad.

Este mayor interés no les impide ser buenos ciudadanos del país donde los ha colocado el destino. Se ajustan al gobierno en que se hallan, pero, a la vez, trabajan por la buena voluntad, por eliminación de barreras y por la paz mundial. Observan las leyes del país en que viven, cultivan el espíritu de supresión del odio y aprovechan todas las oportunidades para acentuar la fraternidad de las naciones, la unidad de la fe y la interdependencia económica.

Conviene recalcar aquí que el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo no es una organización; no tiene sede, presidente ni funcionarios. Sus integrantes son la totalidad de los servidores de todos los países. Están empeñados en la tarea de encontrar los hombres de buena voluntad en todas partes, de los que hay muchos millones, para educarlos en los principios de no separatividad y de humanidad común, de cooperación y en las características del nuevo orden mundial.

La fuerza del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo reside en tres factores:

1. Ocupan una posición intermedia entre todos los grupos del mundo y la Jerarquía Espiritual interna.

2. Escogen sus miembros de todos los grupos mundiales y son, por lo tanto, verdaderamente representativos.

3. Están estrechamente interrelacionados e íntimamente unidos en sus objetivos, en un plan definido en IA uniformidad de la técnica y de la buena voluntad.

El poder conjunto de la buena voluntad (algo hasta ahora no conseguido), es irresistible. Está produciendo un alineamiento del poder mundial y el apoyo de la opinión pública que debe traer cambios fundamentales.

La tarea del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo está dedicada a la movilización de este poder latente, para que pueda ser totalmente expresado y que deje de ser un bello sentimiento y se transforme en la aplicación de la buena voluntad en los asuntos de la vida diaria en todos los países del mundo.

Este desafío es dirigido a todos los pensadores del mundo para que abandonen su sectarismo, su nacionalismo y su partidismo e imbuidos del espíritu de fraternidad trabajen en su propia nación, considerándola parte integrante de una gran federación de naciones, federación que existe hoy internamente, pero que espera que la actividad de los pensadores mundiales la materialice externamente. No se nos solicita una respuesta sentimental o devocional a este desafío, sino que se nos recuerda que el odio y la separatividad han llevado a la humanidad a la triste condición actual. Hoy en día hay en el mundo un número considerable de hombres liberados como para producir un cambio en la actitud de la humanidad y en la opinión pública, siempre que esos hombres sean capaces por un acto de voluntad de ponerse a la altura de sus creencias y conocimientos.

Tenemos la oportunidad de plegarnos a aquellos que están construyendo constantemente en pro del nuevo orden basado en el amor; que construyen bajo el impulso y la comprensión de la fraternidad basada en el conocimiento de que todos y cada uno de nosotros, sin importar a que raza pertenecemos, somos hijos del Padre Uno y de que los antiguos modos de trabajar deben desaparecer para dar lugar a los nuevos métodos.

Este movimiento ya está adquiriendo impulso. En muchos países, ya no es un proyecto este plan para formar un grupo de personas entrenadas en la buena voluntad y que posean una clara comprensión de los principios que deben gobernar las relaciones humanas en los asuntos mundiales. El núcleo para este trabajo está hoy presente. Sus funciones se pueden resumir de la manera siguiente:

1. Restaurar la confianza mundial dando a conocer cuanta buena voluntad - organizada o no organizada - existe actualmente en el mundo.

2. Educar a las masas en los principios y la práctica de la buena voluntad; acentuar la necesidad de trabajadores activos, prácticos y consecuentes, para la difusión de buena voluntad en el mundo.

3. Sintetizar y coordinar en un todo, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad del mundo que reconozcan estos principios como un ideal conductor personal y se esfuercen en aplicarlo a los sucesos mundiales o nacionales.

4. Establecer en todos los países listas de direcciones de hombres y mujeres de buena voluntad con quienes pueda contarse para sostener la unidad mundial y las rectas relaciones humanas, tratando - en sus propios países - de hacer llegar a todos estas ideas, por medio de la prensa, las conferencias, la televisión o la radio. Oportunamente este grupo mundial deberá tener su propio periódico o revista, por medio de los cuales el proceso educacional pueda ser intensificado y se reconozca que la buena voluntad constituye un principio y una técnica universal.

5. Proveer en todo país y eventualmente en toda gran ciudad una sede central de información sobre las actividades de los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo; de las organizaciones, grupos y partidos que también están trabajando a través de métodos similares de comprensión universal y con rectas relaciones humanas. Así, muchos encontrarán a aquellos que quieran cooperar con ellos en su esfuerzo particular para promover la unidad mundial.

6. Trabajar, como personas de buena voluntad, con todos los grupos que tengan un programa mundial que tienda a subsanar las diferencias mundiales, rencillas nacionales y a terminar con las distinciones raciales. Cuando tales grupos trabajen constructivamente y se vean librar. Del ataque inculto y de los métodos agresivos, cuando sean impulsados por la buena voluntad hacia todos los hombres y estén libres del nacionalismo y partidismo militantes, entonces la cooperación de los hombres de buena voluntad podrá ser dada libremente.

Esta es la tarea inmediata del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, juntamente con los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes. Todos los que buscan y trabajan por el establecimiento de rectas relaciones humanas, todos los que practican buena voluntad y aman verdaderamente a sus semejantes, son parte integrante del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. El éxito del trabajo se producirá inevitablemente y será logrado porque los trabajadores seriamente empeñados y las personas humanitarias tienen suficiente interés, y están prontos a hacer los sacrificios necesarias y dispuestos a suprimir sus diferencias nacionales y religiosas para llevar a cabo las formas de servicio que reconstruirán al mundo.